Cómic

David Sánchez

Entre una Lara Croft muy falsa y un luchador mexicano casi auténtico, en aquel bar de Malasaña, David Sánchez se presentó disfrazado de Hunter S. Thompson. Se celebraba el multitudinario cumpleaños del tipo más popular de Madrid y el dibujante parecía uno de sus dibujos. Uno de esos que ya has visto tanto; uno como el de la camiseta que llevas puesta. Como proyecto empresarial, las camisetas Mong han sido todo un éxito, pero a David Sánchez le sigue ilusionando encontrarse con alguna de ellas, ya sea en la calle o en la tele. “Sobre todo, si es alguna de mis favoritas, que curiosamente son las que menos se venden”. Entre lo reverencial y lo irónico, la estilosa renovación de la cultura pop de Mong demuestra que la estética del cómic no sólo mola, sino que es trendy, cool, fashion y chic. Y es que sin duda el estilo gráfico de David es muy de cómic. Pero la satisfacción no está reñida con los nuevos desafíos, y en cuanto a camisetas, el dibujante ya trabaja en Phantasma, una nueva línea más personal donde “no habrá iconos culturales, sino una estética más libre”. El concepto, según David, “es que la marca o el logo aparezcan en todos los diseños”. Si el universo de Phantasma tiene una impronta visual tan intensa como Tú me has matado, seguramente se llenen de nuevo las calles de camisetas molonas. El lynchiano cómic que David está publicando en El Manglar nos tiene a más de uno desvelado de madrugada, por lo turbio y por lo sugerente. Es su primer proyecto extenso, aunque en el futuro le gustaría currar más en esto de los tebeos. Por ahora, aparte de vestirse de periodista gonzo, David sigue colaborando con Errata Naturae. No se pierdan cómo recrea la belleza de la víscera en las ilustraciones para El Destripador, de Robert Desnos, publicado por esta editorial.

Publicado en EL MANGLAR nº 11

Estándar