Uncategorized

Primera fase del cómic digital

Imagen

Cuando apareció el iPad en 2010 quedó en evidencia que, entre otros usos, era una máquina ideal para leer o visualizar tebeos digitalizados. Desde entonces, el mercado internacional del cómic comercial ha sufrido una saludable revolución, especialmente gracias a dos plataformas de venta y lectura, la norteamericana Comixology y la francesa Izneo. Como el escenario digital tiende a la concentración de actores involucrados, una y otra han basado su éxito en generar alianzas de las editoriales más poderosas de sus respectivos países, y no por casualidad Estados Unidos y Francia son las potencias del cómic occidental. En España, la situación es muy diferente. Pero vamos por partes.

Mientras la tendencia en ciertos modelos de cómic de autor consiste en subrayar el aspecto objetual del libro o cuaderno de historietas, parece evidente que el cómic comercial o popular tiene en los dispositivos digitales un soporte de futuro con sus propios desafíos narrativos. Antes o después, el cómic para tabletas, teléfonos o computadoras se convertirá en un arte nuevo, en un medio híbrido, donde la animación y la interacción tendrán un papel relevante. Por ahora, la transición consiste en leer en estos aparatos los seriales de formatos tradicionales de publicación, como los cuadernillos grapados de quiosco o los álbumes europeos de grosor estandarizado. La experiencia de lectura acostumbra a ser satisfactoria, porque la luz integrada de tabletas y teléfonos embellece la línea de dibujo y las secciones de color de un modo que suele superar a la reproducción de imprenta estándar.

Como decía, no ha sido posible recrear en España la experiencia de Izneo en Francia, o de Comixology –recientemente adquirida por Amazon– en Estados Unidos. Por ahora, el sector del cómic en soporte digital en nuestro país está muy desarticulado. En un escenario donde ha estado y está comprometida la supervivencia de varias editoriales, es comprensible que sus responsables no hayan tomado decisiones en este sentido. Aparte de sellos como Planeta DeAgostini, que ofrece sus títulos directamente en las tiendas digitales de Android y Apple, son destacables dos plataformas complementarias que todavía se mantienen en una primera fase, pero que pueden ser actores de futuro, Koomic y Cimoc.

Koomic cuenta con una reducido pero notable catálogo de títulos de diversas editoriales: Aleta, Diábolo, Dibbuks, Edicions de Ponent, Inrevés o La Cúpula, entre otras. Es especialmente significativa la contribución, todavía limitada, de Panini Cómics y, sobre todo, de Ediciones B, una editorial que publica a superventas del tebeo español como Ibáñez o Jan. Por su parte, Cimoc está dotada, tanto en su versión web como en la aplicación móvil, con una interfaz gráfica muy atractiva, de uso sencillo y efectivo. Cimoc ha sido desarrollada por Norma Editorial, y cuenta con una selección de su amplísimo catálogo, aunque eventualmente podría incluir títulos de otras editoriales.

Koomic http://www.koomic.comCimoc http://www.cimoc.com

Publicado en BABELIA nº 1.173, EL PAÍS, 17 de mayo de 2014

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s