Cómic, Cine

Adèle y el misterio de la momia

Dirigida por Luc Besson
Con Louise Bourgoin, Mathieu Amalric y Gilles Lellouche
2010

Aunque el encanto de los cómics de Adèle Blanc-Sec lo aporta, sobre todo, el estilo gráfico de Jacques Tardi, esta adaptación recoge con veracidad el concepto de aventuras sin tregua, folletín renovador y fantasía científica de baja intensidad de la serie original.

En esas nueve entregas de la Adèle de papel, el trazo de Tardi, limpio y levemente caricaturesco, cargado de expresividad, ha dado forma a una universo retro de fuerte sabor francés. La lúdica adaptación de Besson no oculta la pretensión de fundar una nueva mitología cinematográfica contemporánea que, de hecho, basa su valor diferencial en esa esencia francesa: en la piedra noble de un París muy reconocible, en los policías bigotones y torpes, en el almuerzo de huevos cocidos.

En Adèle y el misterio de la momia, la gran ficción global de nuestro tiempo se vuelve, por cinco minutos, europea. A pesar de los pezones de la encantadora Louise Bourgoin, esta película juega en la liga de Piratas del Caribe, Indiana Jones o –esta referencia solo la captarán algunos ex adolescenteros ochenteros- El secreto de la pirámide.

Publicado en ROCKDELUX

Estándar