Diseño

Diseño audiovisual

Aunque el diseño audiovisual parece de lo más moderno, es una disciplina que ya tiene sus añitos. Nació a la par el cine, se definió con la televisión y está desarrollando sus características y su lenguaje, de forma explosiva, en la era digital. Es un medio mestizo que fusiona elementos del diseño gráfico, del videoarte y de la animación, y su finalidad es otorgar identidad a productos o empresas audiovisuales. Una de sus principales aplicaciones ha sido el branding televisivo. O cómo el diseño está ayudando a que las cadenas de televisión se desarrollen como marcas.

Pero qué es el diseño audiovisual. La cuestión es que, siendo una disciplina tan antigua, está empezando a definirse justo ahora. Ni siquiera su propia denominación está clara, ya que posiblemente es más famosa por su nombre en inglés, graphic motion design, cuya traducción más o menos literal podría ser “diseño gráfico animado”. Como admiten Rafael Ràfols y Antoni Colomer, profesionales de Televisió de Catalunya y autores de Diseño Audiovisual (Gustavo Gili, Barcelona, 2003), su delimitación conceptual es “realmente espinosa”. En su ilustrador ensayo, Ràfols y Colomer explican que es un “terreno abonado a la experimentación y un motor de renovación del lenguaje audiovisual”, y extienden su ámbito disciplinar a la publicidad, la televisión, los créditos cinematográficos, el multimedia, Internet y el videoclip.

Así pues, podría concluirse que el diseño audiovisual es un medio transversal que, cada día, está más integrado en nuestras vidas de forma íntima y orgánica. Diseñadores audiovisuales son los autores de las secuencias de créditos cinematográficas, como los clásicos Saul Bass (Anatomía de un asesinato, 1958) o Kyle Cooper (Seven, 1996). Pero también pueden considerarse como tales los autores de aplicaciones multimedia o web. Es un terreno, el de la interactividad y la comunicación a través de la Red, cuyo desarrollo supone un desafío constante, ya que, como afirman Ràfols y Colomer, “la transmisión de informaciones y sentimientos a partir de textos, imagen y sonido, convierten al diseño audiovisual en una herramienta imprescindible.”

Diseño audiovisual para televisión. Una de las aplicaciones más populares y rentables del diseño audiovisual es su incorporación en estrategias de branding para televisión. Es decir, en desarrollar elementos visuales y sonoros que identifiquen y diferencien a las empresas televisivas, que ayuden a convertirlas en marcas. Si el diseño gráfico convencional trata, en esencia, de transmitir mediante elementos gráficos en dos dimensiones la personalidad de una marca, el diseño audiovisual para televisión persigue los mismos objetivos utilizando como herramientas la imagen en movimiento y el sonido. Las cortinillas, las caretas de programa o de franja horaria, las moscas de pantalla o las colas de autopromoción son algunos de los elementos audiovisuales, estáticos o en movimiento, que están transformándose en profundidad en los últimos años, gracias en parte al desarrollo continuo de nuevas aplicaciones informáticas. “Toda pieza visual aporta una identidad”, explica Freddy Córdoba, de Kotoc Produccions, un estudio emergente, con sede en Barcelona, que ha desarrollado proyectos de branding audiovisual para TV3 o Converse. “Cuando trabajamos en un encargo, intentamos desarrollar la identidad que quiere mostrar un cliente a su público”.

En España, la realidad del diseño audiovisual pasa por Barcelona. Más allá de experiencias creativas como la del estudio Acrylick, de Madrid, es en la ciudad condal donde está asentado lo más creativo e innovador de la profesión. Estudios y profesionales como Zeligstudio, Kotoc Produccions, No-Domain, Base Design, Actop o Hug Codinach, entre otros, son los que están marcando las pautas creativas del género. “Claramente, nuestra ciudad es un trampolín internacional”, explica Freddy Córdoba. “Siempre he convivido con una cierta falta de autoestima local. Pero al salir de nuestro país he percibido cuánto se nos valora. Fuera nos aprecian como artistas y como profesionales”.

Barcelona es también la sede de Broadcat, el evento anual de gráfica televisiva impulsado por la ADG-FAD, la plataforma de fomento del diseño que también tiene su sede en la capital catalana. Broadcat es, en la actualidad, un punto de encuentro imprescindible para definir la realidad del sector. Su última edición tuvo lugar el pasado otoño y, en su contexto, se dio a conocer el trabajo del estudio Kemistry, de Londres, así como las estrategias de branding del gigante MTV o de Zeligstudio, el veterano equipo responsable, entre otros trabajos, de la identidad gráfica de La Sexta o de la plataforma CCRTV Interactiva.

Arriba, programa de identidad de Summa Comunicació para RTVE / Abajo, créditos cinematográficos de Saul Bass para BONJOUR TRISTESSE (Otto Preminger, 1958).

—————————————————————————–

KOTOC, IDENTIDAD TRANSGRESORA

Kotoc Produccions nació de un cortometraje. En la actualidad, el estudio constituido a partir de aquel grupo de amigos es una de las empresas audiovisuales más innovadoras de Barcelona. Colaboradores de Filmax, han realizado desarrollos de identidad gráfica audiovisual para Converse, L’Oceanogràfic de Valencia y, sobre todo, Televisió de Catalunya. Freddy Córdoba, Rubén Córdoba, Roger Córdoba, Vanessa Diéguez y David Diéguez son los cinco miembros de este equipo, que ya habían desarrollado las cabeceras de Bit a Bit y Atrapasons, y que consideran que el acabado de este proyecto para 3XL es el “mejor” de cuantos han acometido hasta la fecha. “Antes de empezar cualquier proyecto creamos todo tipo de arte conceptual que refleje unos valores concretos –detalla Freddy Córdoba-. El diseño es la materialización gráfica del concepto, que es lo que aporta la verdadera identidad”. El motion graphics design, pues, traslada al ámbito del audiovisual las estrategias de comunicación del diseño gráfico convencional. Es una tarea que se vuelve especialmente compleja al trabajar con una empresa de personalidad tan definida como Televisió de Catalunya: “TVC tiene muy clara su identidad. Y, como no dependen de la publicidad, sus valores resultan intocables. Por ejemplo, cualquier producto con un target adolescente ha de ser trasgresor, pero sin caer en lo violento o lo soez”. Freddy considera que el desarrollo de Kotoc para 3XL es “más que un encargo”, ya que por la juventud del equipo –cuyas edades oscilan entre los 25 y los 28 años-, están generacionalmente conectados a esta franja horaria juvenil que incluye tanto series de animación -japonesas, sobre todo- como programas de producción propia. “El valor más importante que hemos plasmado ha sido ‘La comunidad’. 3XL es una gran marca que traspasa las barreras de la televisión, debido a la interactividad que se genera en Internet. Hemos querido subrayar la importancia de ese público a través de la imagen”.

Textos inéditos, escritos en 2007

Estándar
Cómic

David Sánchez

Entre una Lara Croft muy falsa y un luchador mexicano casi auténtico, en aquel bar de Malasaña, David Sánchez se presentó disfrazado de Hunter S. Thompson. Se celebraba el multitudinario cumpleaños del tipo más popular de Madrid y el dibujante parecía uno de sus dibujos. Uno de esos que ya has visto tanto; uno como el de la camiseta que llevas puesta. Como proyecto empresarial, las camisetas Mong han sido todo un éxito, pero a David Sánchez le sigue ilusionando encontrarse con alguna de ellas, ya sea en la calle o en la tele. “Sobre todo, si es alguna de mis favoritas, que curiosamente son las que menos se venden”. Entre lo reverencial y lo irónico, la estilosa renovación de la cultura pop de Mong demuestra que la estética del cómic no sólo mola, sino que es trendy, cool, fashion y chic. Y es que sin duda el estilo gráfico de David es muy de cómic. Pero la satisfacción no está reñida con los nuevos desafíos, y en cuanto a camisetas, el dibujante ya trabaja en Phantasma, una nueva línea más personal donde “no habrá iconos culturales, sino una estética más libre”. El concepto, según David, “es que la marca o el logo aparezcan en todos los diseños”. Si el universo de Phantasma tiene una impronta visual tan intensa como Tú me has matado, seguramente se llenen de nuevo las calles de camisetas molonas. El lynchiano cómic que David está publicando en El Manglar nos tiene a más de uno desvelado de madrugada, por lo turbio y por lo sugerente. Es su primer proyecto extenso, aunque en el futuro le gustaría currar más en esto de los tebeos. Por ahora, aparte de vestirse de periodista gonzo, David sigue colaborando con Errata Naturae. No se pierdan cómo recrea la belleza de la víscera en las ilustraciones para El Destripador, de Robert Desnos, publicado por esta editorial.

Publicado en EL MANGLAR nº 11

Estándar
Televisión

El malestar del donjuanismo

Sobre CALIFORNICATION y DOS HOMBRES Y MEDIO

Coinciden estos días en la parrilla dos propuestas a las que merece la pena poner frente a frente, aunque sean tan diferentes, por eso de que comparten en su trama una característica esencial que las transversaliza: la soledad del varón contemporáneo promiscuo. Dos hombres y medio, en La 2, y Californication, de vuelta en Cuatro, parecen concebidas como las caras inversas de un misma argumento: el del cuarentón que naufraga de cama en cama perdido en una maraña de relaciones esporádicas. Interpretadas con carisma por Charlie Sheen y David Duchovny, una se acoge a la estructura clásica de sitcom norteamericana, mientras la otra seduce a base de chulería bukowskiana, pezones al aire y glamour posmoderno de sábanas revueltas.

Tanto el Charlie de Dos hombres y medio, como su contrapartida Hank Moody, son hombres solos que encuentran asideros de realidad en lo familiar. Aparentemente, el sobrino y el hermano de Charlie, en proceso de divorcio, se instalan en su casa para hacerle la vida imposible, pero algo remueve la ternura del cínico hedonista, que los quiere como sea a su lado. Por su parte, Moody, personaje de ardua tridimensionalidad psicológica, vive su deriva acumulativa con el telón de fondo de la relación interrumpida con la madre de su hija, de la que sigue enamorado con pasión. Que ambas series, desde presupuesto narrativos y estéticos tan divergentes, coincidan en subrayar el malestar del donjuanismo es, por otro lado, sospechoso. Quizás el periplo de Charlie acabe en boda, y no importará. Pero está por ver si el ácido guionista Tom Kapinos es capaz de llevar al límite la vocación transgresora con la que concibió su versión angelina y masculina de Sex and the city.

Texto inédito, previo a DON JUAN EN PANTALÓN CORTO

Estándar
Cine

Origen secreto

MILLENIUM 2. LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDÓN DE GASOLINA
Dir. Daniel Alfredson
Con Noomi Rapace, Michael Nyqvist y Lena Endre

Con más incidencia en lo noir que en el enigma, este segundo Millenium matiza los roles de los protagonistas definidos en la primera entrega: se dulcifica la masculina Lisbeth Salander y se endurece el bondadoso Blomkvist. Los malos siguen igual de malos, pero es que esta ficción busca las vísceras del espectador. La beligerancia feminista de Stieg Larsson marca también esta nueva entrega, que cambia la crueldad del pasado por la del presente: las redes contemporáneas de prostitución ocupan el inicio de Millenium 2, antes de que la línea narrativa se diluya en esa otra más apetecible para el espectador, el origen secreto y violento de la esquiva Lisbeth. No se entiende el éxito masivo de esta serie, pero los responsables de su adaptación cinematográfica tienen clara la condición de su producto como franquicia estandarizada: no se nota en nada la mano del nuevo realizador. De Millenium se agradecen sus matices suecos, por anómalos: su extrañeza como género negro furioso en un país donde creíamos que todo era nieve y nórdica democracia idílica.

Publicado en ROCKDELUX nº 279

Estándar